Cerrar [X]
Foto ampliada
Salud Extremadura - Periódico del Servicio Extremeño de Salud Número 71 - Hemeroteca.
Junta de Extremadura - Consejería de Sanidad y Dependencia

Opinión

Agradecimiento a todo el personal y a la institución

29/04/2011
Teresa Castro Silva (con la colaboración de Galo)
Ex-limpiadora y pinche de cocina jubilada

Soy pinche de cocina, y entré como limpiadora en el Hospital San Pedro de Alcántara en 1968, cuando aquello era el INP.

En esos días fregábamos el suelo con el rodillero de madera, el estropajo y el jabón verde Lagarto ¡Cuántos masajes tuvo que darme mi madre con el linimento por los dolores de espalda y por los desplomes contra el suelo¡ Luego, afortunadamente, nos dieron fregonas para hacerlo de pie.

Agradecí mucho el trabajo porque yo era madre soltera, con una hija a la que podía ver muy poco porque yo era interna --en aquella época pinches y cocineras estábamos internas con las monjas, cerca de los sanitarios de guardia: enfermeras, matronas y un médico--.

Nosotras, pinches y cocineras, librábamos un día cada 7. Y los domingos dábamos a los enfermos chocolate con churros, para que hubiera tanta fiesta dentro del hospital como fuera, y las monjas cantaban salmos que sosegaban el espíritu. Soy creyente, y me pareció observar que cuando estamos enfermos somos un poco más creyentes y que algunos movían en silencio los labios porque estaban rezando.

Ahora sí lo puedo decir. Tenía yo la costumbre de guardar el café y las sopas sobrantes para dárselos a familiares que no tenían para comer. No iban a la cafetería porque no tenían para ello: eran pobres de solemnidad.

Si hacía buen tiempo, nos distraíamos cosiendo en lo que hoy es el aparcamiento del materno, y cuando había hípica nos subíamos a la terraza superior para ver el salto de los caballos y el colorido del público.

Dentro del hospital estaba la escuela de ATS, y cuando terminaba el curso, salían todas las enfermeras enguapadas con sus uniformes. Recuerdo con mucho cariño que había solarium y comedor para los enfermos, que agradecían mucho porque significaba mejoría de sus enfermedades. Eso marcaba el punto de inflexión entre la gravedad y su superación.

Mi hija tomó la primera comunión en la capilla del hospital con siete añitos. Las monjas me dieron la sorpresa de embellecer la capilla para ella sola.

De entre nosotras, la que se casaba tenía que dejar de trabajar, pedía la cuenta y le dábamos una emotiva fiesta como reconocimiento por su esfuerzo. Como con 37 años me casé (1983) con mi querido marido, que me ha dado otros tres hijos más, el homenaje me lo dieron a mí y aún recuerdo los regalos de los médicos y la compañía de compañeras y enfermeras.

Aunque tengo agradecimientos para todo el mundo, en este momento viene a mi memoria el Dr. Galán, que me dio a comer angulas por primera vez en unas navidades, cuando él las llevó para obsequiar a todo el personal. Y Carmen Prieto, la supervisora de la 5ª, la planta de cirugía, y el personal de la telefonía entre el 2000 y el 2007, cuando estuve con ellos por promoción interna. Siempre he profesado un profundo amor por todo el personal y por la Institución, pero muy especialmente por los pinches y cocineros.

Y si estoy agradecida a los hombres, no puedo dejar de profesar mi agradecimiento a la Virgen de la Montaña, porque yo atribuyo a su intercesión el milagro de encontrar este trabajo en esos momentos tan duros y difíciles.

Me despido haciendo un ruego a los trabajadores: que sigan siendo amables con los enfermos, y si aún no lo son o lo han dejado de ser, que lo sean. Porque mi experiencia es que eso cura mucho y da mucha felicidad, y es gratis, y por lo que dan casi siempre reciben más.  

¡Comparte!

Últimas noticias

Opinión

Versión en PDF

Además de la versión online, en este web podrá descargarse los PDFs de las noticias. Visite la noticia a descargar y pulse en la miniatura de descarga.


Acrobat Reader

Le recordamos que para ver documentos PDF debe tener instalado Acrobat Reader Descargar.

¡CSS Válido!   Valid XHTML 1.0 Strict

© GOBIERNO DE EXTREMADURA
Inicio - Contacto - Aviso Legal

RSS